“LAS LECCIONES DE VILLA EN MATERIA ECONÓMICA-FINANCIERA” PARTE II

VILLA Y LA DEDICACIÓN POR LAS ESCUELAS

Estabilizado el circulante. Villa no pierde tiempo en seguir con su revolucionaria gestión (al parecer ya planeaba estar poco tiempo en Palacio de Gobierno, tan poco que duró 1 mes de Gobernador formal).  La gran pasión de Villa era las escuelas (educación). Creía que tierra y escuela podrían resolver  los problemas de la población. Donde veía niños en la calle, ponía una escuela. Con una población de 40,000 habitantes, la Ciudad de Chihuahua en 1914; Villa estableció más de 50.

 

EJÉRCITO EN  OVEROL

Puso a administrar al ejército la planta de energía eléctrica, los tranvías, el teléfono, la sobras de agua potable y el molino de harina de la familia Terrazas. Asignó soldados para administrar las grandes haciendas que había confiscado. Controlaba el rastro con soldados, y vendió las reses de los Terrazas a la gente del gobierno. Puso un millar de ellos a cuidar las calles, es decir, de policías, escuche bien esto: PROHIBIENDO bajo pena de muerte EL HURTO o la VENTA DE LICOR al ejército. Un soldado que se emborrachó fue fusilado. Hasta trató de hacer funcionar la cervecería con soldados, pero fracasó porque no pudo encontrar un experto en malta. La única cosa que se puede hacer con los soldados en tiempos de paz, es ponerlos a trabajar. Un soldado ocioso siempre piensa en la guerra decía Villa.

 

ULTIMÁTUM A  ESPAÑOLES

Dos horas después de haber entrado en Palacio de Gobierno, el vicecónsul británico  Scobelll y otros, como el estadounidense  Letcher y el español, van a ver a Villa para pedirle protección de los 200 soldados federales (huertistas, enemigos) que se habían quedaron en protección de los extranjeros, una especie de Estado Mayor en función de particulares y ¡además extranjeros! . Villa les contesta:

¡Muy bien!  Dígales  que comiencen a empacar. Cualquier español que sea capturado dentro de los límites de este estado, después de cinco días, será escoltado ¡hasta el más próximo paredón! por un pelotón de fusilamiento. Los cónsules tragaron saliva horrorizados. Lo he meditado desde 1910. Es una medida incivilizada le contesta el Cónsul estadounidense. A lo que le contesta Villa:

Nosotros los mexicanos hemos soportado por 3 siglos a los españoles. No han cambiado su forma de ser desde los  conquistadores. Ellos dislocaron el imperio indígena y esclavizaron a la gente y para alzar sus armas contra la causa de la libertad. Ellos apoyaron a Porfirio Díaz. Se involucraron perniciosamente en la política. Fueron los españoles quienes fraguaron el plan que puso a Huerta en el palacio. Cuando Madero fue asesinado, los españoles, en cada estado, de la República, organizaron banquetes de celebración. Ellos echaron sobre nosotros la peor de las supersticiones que el mundo jamás haya conocido: LA IGLESIA CATÓLICA. Sólo por eso deberían ser muertos. Considero que soy muy generoso con ellos. Finalmente la visita de los cónsules sólo surtió efecto cronológico pues Villa le  extendió el plazo 5 días más. Finalmente en 10 días debían salir. Curiosamente sólo lo aplica a los españoles no a otras nacionalidades, por ejemplo gringo que nos habían quitado la mitad del territorio poco más de 60 años antes. Era tanto su dependencia de armas del norte que no se podía dar ese gusto. Gana son le faltarían.